El próximo jueves 24 de mayo se presenta en Murcia el grupo territorial de este proyecto alternativo de crédito para la promoción humana y colectiva

Por JESÚS MARÍA/Grupo promotor Fiare-Murcia / Como en otros ámbitos de nuestra vida, este artículo sería innecesario si el polvo del camino no se hubiera pegado también a las instituciones de las que dependemos.    Por cierto, haciendo memoria: ¿nos acordamos de que la primera caja de ahorros -la de Madrid ¡qué disparate!- la fundó un cura? Sí,  la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid.

¿Qué función tiene un banco, una caja de ahorros, aunque éstas ya no quedan porque nos las han robado también? Muy sencillo: toma prestado el dinero de las personas que tienen excedente en un momento y se lo prestan a las que sí lo necesitan. Pero la realidad es bien distinta, tan distinta que ni siquiera nos podemos imaginar los trajines que sufre nuestro dinero en esas cuevas de poder; es inimaginable. Tan imaginable que las personas no nos lo podemos creer.

Algo de historia

Hace unos diez años, muchas organizaciones del País Vasco deciden organizarse para situarse al margen de un sistema que ya entonces se manifestaba perverso. A lo largo de estos años se ha ido gestando un modo de hacer y de organizarse que ha terminado en la creación de una futura cooperativa de crédito de ámbito europeo. Será a finales de 2012 seguramente. La forma de reunir esfuerzos ha sido creando asociaciones territoriales por ámbitos regionales. En Murcia nos hemos constituido hace unas semanas con el fin de recoger las inquietudes de las personas de la Región y hemos creado la Asociación Territorial Fiare Murcia.

¿Qué pretendemos? En síntesis: educar-promover el ahorro-inversión responsable y colaborar en la creación de la citada cooperativa de crédito de ámbito europeo. En otras palabras: pensar en un ahorro responsable y facilitar herramientas para que nuestro “hacer” pueda ser más responsable cada día. En definitiva: la posibilidad de una intermediación financiera ética, responsable.

Responsable porque es ya hora de decir bien alto que es irresponsable que nuestro dinero esté posibilitando comercio de armas y guerras, comercio de droga, destrucción medioambiental, desequilibrios socioculturales, etc… Grandes y densos pactos de silencio ocultan lo que mueven con nuestro dinero en circuitos endiablados. Y nosotros-as somos mano ejecutora con nuestro consentimiento. Algún día quizás descubramos con sorpresa que nuestras manos están manchadas de sangre también (http://www.banksecrets.eu/).

No es sencillo crear una cooperativa de crédito y menos en medio de una sociedad que empuja muy fuerte en sentido contrario y por todos los lados. Pero es bonito saber que forma parte de nuestra tarea, de nuestra misión colectiva como responsables de la misión de Jesús. Es una fuente de ánimo y de esperanza encontrar nuevos “tajos” por donde seguir laborando la tiera. Ahí estamos.

Hacia finales de este año se constituirá en España esta cooperativa de crédito de ámbito europeo. Cuantas más personas podamos empujar desde nuestros rincones, más fácilmente se moverá el reloj de nuestro Tiempo de Gracia. Se necesita la colaboración pequeña de muchas personas para poder tener fuerza. Pretendemos solo empoderarnos de nuevo de lo nuestro, con nuestras posibilidades. Y siempre para poder sostener a los que más lo necesitan.

El dinero del que disponemos cada persona en su vida tiene asociado un cierto poder. Al cederlo a otros estamos cediendo este poder. El poco poder de muchos se torna en mucho poder de pocos. Al ceder el dinero estamos cediendo poder económico, poder político, poder social, poder medioambiental, etc. que los “otros” utilizan a su manera. Quizás ha llegado el momento de ir recuperando sabiamente este poder. Es importante también que comencemos a hablar entre nosotros/as de rentabilidad social por encima de la rentabilidad monetarista con que nos seducen cada día.

La participación en capital social -elemento imprescindible en una cooperativa- es la tarea en la que estamos todos/as trabajando ahora mismo. Tu aportación en capital, por pequeña que sea, es necesaria. También es importante el apoyo (enlaces a webs, etc.), o incluso ambas, dinero y apoyo.

El dinero que aportamos como capital en la puesta en marcha de la cooperativa no genera ningún tipo de interés pero tampoco es ninguna inversión toda vez que está guardado en espera de comenzar la actividad cooperativa. Tampoco está cautivo, pues en cualquier momento que lo necesites puedes disponer de él avisando con tiempo. Tu dinero (mínimo 300 € o participaciones de 60 €) se unen al capital de las demás personas para apoyar este trabajo de intermediación financiera. El dinero está guardado para su único cometido antes citado.

Por último deciros algo importante: para quien vive asalariado o con recursos suficientes, decir crédito muchas veces es decir artículos de segunda necesidad (cambio de coche, cambio de muebles o electrodomésticos, etc.), pero para quienes -por circunstancias de la vida- viven en el margen, decir crédito es decir reconocimiento de su condición primordial de persona y de su talla; es decir confianza en su persona y en su vida; es tener fe en su valía. Cada vez más vemos cómo el “sistema” expulsa” metódicamente a los que “no sirven” (a sus intereses). Desde Fiare queremos recuperar entre todos y todas el valor de la persona.

Mirada en la persona

Y apuntar que, aunque Fiare no es una entidad benéfica, puede llegar a ser una palanca importante dentro del sistema endiablado que vivimos. La mirada está puesta en la persona y en su realidad. Es por eso que se valoran los proyectos para no confundirnos y permitir la viabilidad toda vez que lo inviable de poco sirve. Pero viabilidad no es rentabilidad económica y ganar dinero a toda costa: viabilidad es también ayudar a vivir con dignidad de persona. Así mismo, en Fiare se vela por la garantía y la liquidez de quien presta su dinero, al tiempo que ocupa su lugar la rentabilidad social del proyecto que comienza.

En la página web del Proyecto puedes consultar más datos; entre otros, el gran número de instituciones -por comunidades autónomas donde existe Asociación Territorial) que apoyan el Proyecto (más de 300 en muchas capitales españolas).

Y en el caso de la Región de Murcia, quedas invitado/a a participar en la presentación de Fiare Murcia que tendrá lugar el día 24 de mayo a las 20 horas en el salón de actos de la Fundación RAIS (calle San Martín de Porres, 4, detrás de Oblatas y en el lateral de Plaza de la Universidad).

Más información en http://www.proyectofiare.com/web/ y en  http://fiaremurcia.wordpress.com/

 

Tagged with: