Por JUAN GARCÍA CALLES / “El Gobierno prorroga las ayudas a la compra de coches con 175 millones. El Plan PIVE 5 entrará en vigor en las próximas fechas pero los concesionarios ya lo incluirán en sus ventas. El Gobierno espera que se creen 4.500 empleos y Anfac que se vendan 175.000 vehículos.”

Como siempre, los pronósticos del Gobierno pecan de un optimismo exagerado, pero a lo mejor puede que tengan razón y se creen los famosos 4.500 empleos, con lo que aparte de que las empresas del ramo sigan forrándose, habrá 4.500 trabajadores que podrán vivir este año, mientras dure el plan. Porque no nos dicen qué ocurrirá al año que viene si le retiran las subvenciones a los automóviles.

Imaginemos ahora que a Rajoy le entra una vena de santa locura y en vez de darle los ciento setenta y cinco millones a los de los coches se los da directamente a los parados que no cobran nada y que lo necesitan más, y supongamos que decide darles una ayuda de seiscientos euros mensuales, o sea, siete mil doscientos euros al año. Pues bien, en vez de salvarle los garbanzos a 4.500 currantes, se los salvaría a 24.305, cinco veces y media más.

Es verdad que las pobres multinacionales del sector no crearían empleos, ni fijos ni en precario, pero ¿habéis pensado cuántos empleos se crearían con un incremento del consumo de 175,000.000 euros?

¿Cuántas tiendas, cuántos pequeños negocios, de esos que ahora se cierran un día sí y al otro también, esos que decía el PP que iba a proteger, podrían subsistir con el consumo de los currantes agraciados por la bondadosa acción de Rajoy? ¿Cuántos empleos nuevos podrían crear los pequeños negocios, que son los que sustentan las tres cuartas partes del empleo? No es el cierre de las grandes empresas lo que ha hecho aumentar el paro, sino el cierre de miles y miles de pequeños negocios.

Pero Rajoy y los suyos no pretendieron en jamás de los jamases apoyar a las empresas medianas y pequeñas, y desde el primer momento se han dedicado a potenciar a las multinacionales y otras grandes empresas, desarrollando una política para que las empresas americanas y alemanas ganaran cada vez más y para que el número de los millonarios españoles crezca como nunca. Por eso hoy los peperos y sus grandes empresarios se van a ver al gran jefe americano para que les dé una palmadita en la espalda por su buen comportamiento y les aplauda una política que él no se atreve a hacer en USA

Hay que ver la de tonterías que se pueden hacer por culpa de la ideología capitalista. Me refiero a unos cuantos que conozco y que, en vez de votar con la cabeza, votaron con su fe de carbonero soñando que el PP les haría ricos o que son los defensores de la moral católica. Supongo que a todos os pasará más o menos lo mismo y conoceréis gente así.

Tagged with: