Las mujeres y los hombres de la HOAC de Murcia animamos y celebramos la conmemoración de esta jornada de lucha

2_Trabajadoras Maquila

Como todos los años recordamos, conmemora­mos y actualizamos en esta fecha la lucha de las 129 obreras del textil que en 1908, en una fábrica de Nueva York, fueron asesina­das para acallar de manera violenta sus reivindicaciones en pos de la igualdad salarial de hombres y mujeres.

¡Hola! Me llamo Chelo, tengo 29 años. Hoy me he levantado con el pie izquierdo. Me acaban de llamar de la ETT y como siempre tiemblo ante el panorama que se me avecina. He vuelto a redactar mi curriculum ocultando que tengo estudios universitarios (no sé si sabéis que el paro entre las jóvenes altamente cualificadas es del 59´8%, y las que trabajan lo hacen por un sueldo inferior en 4 puntos respecto a los jóvenes). Antes de ir a la entrevista he repasado mis últimos trabajos; he hecho todo tipo de promociones, encuestas, buzoneos, muestreos… mi último empleo ha sido hacer de paje de Papa Noel en unos grandes almacenes esta Navidad. Soy una de las jóvenes que ha contribuido a subir en un 10% la tasa de contratación a base de contratos basura.

Aún así estoy contenta de haber salido de ese grupo fatídico del 50% de paro femenino para ingresar en el colectivo del 43% de mujeres contratadas a tiempo parcial, aunque sea con contratos de cuatro horas y ganando menos que un joven en el mismo trabajo, ¡qué ironía!

Foto CaritasTengo dos cosas claras, la primera que no puedo fallarle a mi madre, que bastante trabajó en la conserva para que su hija tuviera un futuro mejor, ¡qué sería de mi familia sin mi madre! todo el día pendiente de nosotros y de mis abuelos sin cobrar un duro, sin cotizar, invisible como una sombra. La segunda que el trabajo me hace más persona, me dignifica, me es tan necesario como respirar, pero no cualquier trabajo sino un trabajo digno, decente y con derechos.

Hoy, 8 de marzo, voy a plantarles cara a los de la ETT y después con mi madre voy a brindar por todas las mujeres dignas, trabajadoras y hartas de precariedad. Entre todas algo podremos hacer, talento no nos falta.

Las mujeres y los hombres de la HOAC, como Iglesia comprometida en el mundo obrero y del trabajo, queremos reconocer, animar, acompañar, extender y celebrar la lucha de todas las mujeres que trabajan por la igualdad y son signos de esperanza en nuestro tiempo.

HOAC, 8 de marzo de 2017

Tagged with: