La HOAC celebra una jornada festiva y reivindicativa “en la defensa y exigencia evangélica del reconocimiento del trabajo como elemento esencial de la dignidad humana”

Por REDACCIÓN / Unas 200 personas participaron la tarde del sábado en la Plaza de Belluga de Murcia en una concentración en defensa de un “Trabajo digno para una sociedad decente”, convocadas por la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de la Diócesis de Cartagena. Según Pedro José Navarro, responsable de Difusión de la HOAC, “con este gesto público hemos querido hacer presente las situaciones de precariedad, paro, pobreza, marginación e injusticia que sufren miles de trabajadores y trabajadoras en nuestra Región de Murcia y en el resto de España”.

La HOAC viene desarrollando en los últimos dos años esta campaña con el fin de concienciar a la sociedad y al conjunto de la Iglesia española de la dignidad del trabajo humano, denunciando las situaciones de precariedad y vulnerabilidad que sufren especialmente los jóvenes, las mujeres y los trabajadores inmigrantes, así como los parados de larga duración.

Los participantes portaban imágenes de situaciones de trabajo indignas como la que sufren miles de jornaleros, en su mayoría trabajadores inmigrantes, en las explotaciones agrícolas del Mar Menor, Águilas o Mazarrón. A este respecto, la HOAC ha expresado su solidaridad con los jornaleros que se han manifestado días atrás en Perichán (Mazarrón) y El Raal.

Previamente a la concentración, los militantes y simpatizantes de la HOAC participaron en un acto en el IES Licenciado Cascales, donde se presentaron testimonios personales de inmigrantes que trabajan en explotaciones agrícolas y acerca de la situación que han vivido durante meses las trabajadoras de la empresa Ayuda a Domicilio de Murcia. Asimismo, se informó acerca de la campaña “Iglesia por el Trabajo Decente”, en la que participan Cáritas, Confer, Justicia y Paz, los Salesianos Cooperadores y la Acción Católica General, entre otros movimientos e instituciones eclesiales.

“Se trata”, a juicio de la HOAC, “de una propuesta de acción política y eclesial y de manifestar nuestra presencia pública, es decir, ser voz de Iglesia, a nivel personal y comunitario, que demande, reclame, conciencie, forme, acompañe, se movilice, proponga, colabore, una fuerzas con otras y otros… en la defensa y exigencia evangélica del reconocimiento del trabajo como elemento esencial para la dignidad humana”.

Declaraciones de Pedro José Navarro / Campaña “Trabajo digno para una Sociedad Decente”