Por JUAN GARCÍA CASELLES / El FMI pide que las pensiones solo suban el 0,25% para repartir el ajuste entre generaciones. El Fondo defiende que se mantengan las reformas de la Seguridad Social y que la rebaja fiscal anunciada se compense con otras medidas. (Titulares de “El País”, de hoy, 18 de julio, fecha de infeliz recuerdo).

Digo yo que puestos a repartir entre los que vivimos hoy y los que vivirán mañana quizá sería conveniente que el reparto se iniciara entre los que viven hoy, verbigracia, entre ricos y pobres, por decir algo. O si a la señora Lagarde eso le parece genérico y poco concreto, entre su sueldo y mi pensión, solo para dar ejemplo.

O quizá, siempre como sugerencia (porque puede que no se les haya ocurrido) hacer un reparto entre USA y Bangla Desh, o mutatis mutandis, entre Euskadi y Canarias, que aquí mucho hablar de problemas políticos (como erl catalán) y mucho callar sobre diferencias económicas, que son la madre de todos los corderos políticos. Que quede claro, que esto no es más que un decir.

Tagged with: