Por JUAN GARCÍA CASELLES / Andan las derechas furiosas por la falta de respeto a las víctimas del terrorismo en los actos de desagravio a dos etarras que acaban de cumplir su condena, aunque lo que más lo duele es perder el gobierno de su amada Navarra, esa misma que Zapatero les vendió a los terroristas. Para lo que sacan a relucir a Bildu.

La verdad, parece inhumano aplaudir a personas cuyo mayor mérito fue asesinar a personas más o menos inocentes. Pero siempre inocentes.

Al mismo tiempo, esas mismas derechas no dudan en elogiar, ensalzar y aplaudir los méritos de un tal Francisco Franco que ha sido sin duda el mayor terrorista de la historia de España, que no solo firmó, sin que le temblara el pulso, el mayor número de condenas a muerte que se haya conocido, sino que amparó y promovió la  más dura de las represiones, y eso después de levantarse ilegalmente contra el Gobierno democrático español.

¿Por qué no se ha fundado todavía la asociación de víctimas del terrorismo franquista? ¿Por qué no hay quien presente una querella por enaltecimiento del terrorismo contra los dirigentes de Vox y algunos del PP?

¿A qué están esperando nuestros “independientes” fiscales? Quizá piensen que les protege la famosa ley de Amnistía. Es más que dudoso que esta ley sea legítima, pero si el terrorismo de los asesinos de las brigadas del amanecer puede estar bajo su manto, es incuestionable que no cubre el delito actual del enaltecimiento de tan horrendos crímenes.

Tagged with: