Fina Santa y Cristóbal Salcedo


Una pareja comprometida

Hacer presente a Jesús en el mundo obrero significa ser y estar en esta realidad desde el compromiso con la dignidad de los trabajadores y luchando porque sean un reflejo del Reino de Dios. Es comprometerse con las personas y luchar porque las condiciones de trabajo, la sociedad y la economía estén al servicio de las personas.

Cristóbal Salcedo Martínez nace en 1937 y Fina Santa Arqués en 1941.  Su vida ha estado y sigue vinculada a la ciudad de Yecla. Descubrieron y siguieron a Jesús de la mano de sacerdotes comprometidos en el mundo obrero, en sus parroquias, y con el pueblo; estamos hablando de José Sánchez Ramos, Antonio López Baeza, Pepe Saorín, Antonio Hernández, Antonio Sicilia, Mateo Clares y Pepe Carrasco.

Su vida y militancia cristiana la vivieron primero desde la Parroquia de La Purísima y luego desde la Parroquia de San José Obrero. El movimiento parroquial era muy amplio y se realizaban cursos, juntas de  coordinación, Eucaristía de Grupos de la Parroquia, etc. Y se participaba de la vida social de pueblo.

Comenzaron su acercamiento a la HOAC, unos años después de su matrimonio. Se integraron en el Centro de Formación Familiar y conocieron la Acción Católica y la HOAC a través de Paco Mera. En el período de 1969 a 1971 hicieron su proceso de iniciación y de formación como militantes hoacistas. Los planes de formación aportaron una gran riqueza a su vida como cristianos y una formación de su conciencia y compromiso con el mundo obrero; igualmente participaron de la propia vida organizativa del movimiento.

Formaron una familia, con cuatro hijos; en ella hicieron presentes los valores de compromiso, entrega y solidaridad; hoy ya son abuelos de una nieta.

De izquierda a derecha: Ángel, Fina Santa, Dani, Cristóbal Salcedo, Natalia y María del Mar.

Cristóbal, al igual que los de su pueblo, trabajó en el sector de la madera (en un período de 20 años), un sector de gran importancia en Yecla. Su opción de vida lo llevó al trabajo sindical como medio de defender la dignidad y los derechos de los trabajadores; comenzando primero en la estructura del sindicato vertical y luego en los sindicatos de clase primero en UGT y luego en CCOO).

Eran los tiempos de la clandestinidad hasta llegar a la etapa de la transición democrática. Consiguieron un gran éxito para la clase trabajadora, como era establecer en Yecla el primer convenio laboral de la madera; una forma de asegurar mejores condiciones sociales y económicas para los trabajadores.

Posteriormente trabajó en el sector del metal, aproximadamente otros 20 años e igualmente continuó con el trabajo sindical, primero en UGT y luego en CCOO.

Con otros militantes de la HOAC de Yecla, como Pepe Navarro, Ramoni, Antonio Galván, Mª Carmen, Juan García Caselles… vivieron un papel esencial en la etapa de la transición de la dictadura a la democracia. Su militancia por la mejora de la ciudad y de la participación en la vida municipal la estuvo desarrollando desde las Asociaciones de Vecinos.

Desde su encarnación en las organizaciones políticas, sindicales obreras y vecinales participaron en la transformación del ayuntamiento en una institución democrática.

Fina trabajó en el mundo de la Educación Infantil, cuando aún las instituciones de la época de la dictadura franquista no atendían la situación de conciliar la vida laboral y familiar ni la educación de esta etapa de la infancia; participó y trabajó en una guardería que pusieron en marcha y organizaron un grupo de padres y madres; es una guardería infantil que pusieron de nombre El Parque. Con la llegada de la democracia la nueva corporación del Ayuntamiento la convirtió en municipal. Así siguió trabajando en este ámbito hasta su jubilación.

Como mujer descubrió y apostó por los valores del feminismo; esto es por la dignidad de la mujer y de la necesidad de mejorar sus condiciones sociales y económicas Y su militancia ha continuado con el paso de los años; Fina sigue trabajando por la eliminación de las situaciones de necesidades sociales desde el ropero de Cáritas Parroquial. Cristóbal participa por el mantenimiento de una salud digna para todos, desde la Asociación de Diabéticos de Yecla.

Ambos siguen presentes en las diversas plataformas que se han ido formando en Yecla para la lucha por las injusticias y la dignidad de las personas (vecinales, sociales, de voluntariado, contra las hipotecas…). Y también siguen presentes en la vida eclesial.

Es la vida que continúa de una pareja que desde la sencillez y la constancia del día a día, hace presente la dignidad del hombre y de la mujer en nuestra sociedad; que se comprometen por transformar las condiciones sociales y económicas que oprimen a los trabajadores; que hacen presente en su vida una forma de ser la Iglesia de los empobrecidos; en definitiva de anunciar el REINO DE DIOS en Yecla.

 

Fini Forte y su equipo de Yecla

 

Comments are closed.