Por JOAQUÍN SÁNCHEZ / Cómo no vamos a estar indignados? ¿Cómo no va a aumentar nuestra indignación mientras la pobreza aumenta y se pierden derechos sociales y laborales y en contraposición los sueldos de los ejecutivos se incrementan y los beneficios de las 35 mayores empresas (Ibex 35) siguen subiendo? ¿Cómo no vamos a estar indignados cuando se quiere criminalizar la protesta ciudadana contra estos atropellos, incluso algunos hablan de un golpe de Estado a nuestro modelo social, y a la misma vez se produce una amnistía fiscal a los defraudadores?

¿Cómo no vamos a estar indignados cuando se siguen dando dinero público a las entidades financieras para que sigan especulando, sin aportar prácticamente nada a la economía real? ¿Cómo no vamos a estar indignados si muchas entidades financieras españolas acuden al Banco Central Europeo y consiguen crédito al 1% para invertir en las pequeñas y medianas empresas y después no invierten nada y compran deuda del Estado español con un beneficio del 5%, deuda que a su misma vez ha sido generada para tapar los enormes agujeros de estas entidades financieras?

¿Cómo no vamos a estar indignados si están destruyendo empleo para después contratar a un pequeño porcentaje en condiciones de explotación? ¿Cómo no vamos a estar indignados si los que más tienen pagan menos y depositan sus grandes capitales en los paraísos fiscales, y a los que menos tienen se les baja los salarios, las pensiones, las prestaciones y aumentan los precios de las necesidades básicas y les suben los impuestos indirectos? ¿Cómo no vamos a estar indignados si quieren acabar con la educación y la sanidad pública para privatizarlas? ¿Cómo no vamos a estar indignados si están desmontando las políticas sociales criminalizando a los empobrecidos y dejando sin cobertura sanitaria a muchos colectivos?

¿Cómo no vamos a estar indignados si están echando de sus hogares a las familias y, además, dejándolas con una deuda para toda la vida? ¿Cómo no vamos a estar indignados si cada día mueren 1oo.ooo personas de hambre cuando es posible erradicar la pobreza en el mundo? Podríamos expresar muchos más motivos para la indignación. Nuestra indignación arranca del desprecio que tienen los capitalistas a la vida humana, porque se consideran los señores de la existencia.

El 15M tiene un proyecto basado en la democracia participativa (democracia real ya), en la fiscalidad progresiva y justa, en el reparto de la riqueza, en unos servicios públicos de calidad, en la conservación del medio ambiente, en la defensa de la interculturalidad; se defiende el valor de la persona, de lo asambleario, de la horizontalidad, del diálogo, de la paz. Se trata de promover una persona cuyas necesidades básicas estén cubiertas dignamente, que pueda expresar su afectividad y aportar desde la creatividad y la libertad sus ideas y proyectos, caminando juntos y respetando la pluralidad.

Y, porque defendemos esto, el próximo 12 de Mayo (12M) a las 19 horas, en Floridablanca, en Murcia, vamos a salir de nuevo a la calle, aunque algunos no la han dejado de hacer, porque queremos luchar contra la dictadura de los mercados y exigimos justicia social ya, porque no somos mercancía en manos de los banqueros, inversores, multinacionales, especuladores y políticos cómplices y corruptos. Vamos a salir a la calle para decirles a los mercaderes que a pesar de nuestras incertidumbres, cansancios y miedos, los vamos a enfrentar, que queremos construir otro mundo enraizado en la libertad, la justicia, la cultura, la solidaridad y la ecología, que queremos dejar un planeta a las generaciones venideras para que lo puedan disfrutar, para que la gente pueda vivir en paz, aportando sus potencialidades.

Ellos tienen muchos recursos, controlan las instituciones oficiales, tienen a sueldo a muchos empleados para demoler nuestra sociedad, para empobrecer, para mantener en la miseria a millones de seres humanos y a la misma vez evitar la movilización o desmovilizar a los que están luchando. Trabajan para eso, y eso dice su contrato: demoledor de sociedades del bienestar y desmovilizador social.

La gente del 15M no vive de esto, pero hace vida de ello de tal manera que queremos revolucionar las conciencias para transformar la sociedad y esta es una tarea para toda la vida, porque después del 12M, viene el 13, el 14 … y hay que seguir luchando hasta que nos llegue el último día de nuestras vidas.

Tagged with: