El Ayuntamiento de Murcia quiere reconocer el compromiso y el testimonio de nuestro consiliario 

Pepe Tornel se dirige al público junto al alcalde de Murcia /Foto de JUAN CABALLERO

Una calle del Barrio del Progreso de Murcia recordará para siempre al cura Pepe Tornel, uno de sus vecinos más populares y queridos, así cómo consiliario de la HOAC de Murcia. El alcalde, Miguel Angel Cámara, presidió el pasado viernes 4 de mayo el acto oficial en el cual se descubrió la placa que desde hace una semana indica el nombre de la vía, ubicada en la confluencia de las calles Río Jordán y Sociedad. Asistieron, además de numerosos vecinos, amigos y familiares, varios concejales del PP, PSOE, IU y UPyD.

José Tornel Martínez, natural del propio Barrio del Progreso, es desde el año 2000 párroco de Santa Rosa de Lima del barrio de Los Rosales, en la pedanía de El Palmar. Comprometido desde siempre con los más desfavorecidos, tras estudiar Perito Mercantil, José Tornel empezó a trabajar en un comercio de venta de bicicletas, al tiempo que se integraba en la parroquia de Santiago El Mayor.
Con 24 años entró en el seminario de El Salvador, de vocaciones tardías, comenzando así su acción evangelizadora. Su primer nombramiento como coadjutor fue en Calasparra (1969-74), donde compaginó su labor sacerdotal con un empleo como albañil. Culminada esta etapa, regresó al Barrio del Progreso y comenzó a trabajar en la Cámara Oficial de la Propiedad Urbana y en el Instituto Geográfico Nacional.
Como vecino, José Tornel participa en la creación de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Murcia y apoya diversos movimientos sociales, entre ellos, la Plataforma por el Soterramiento de las Vías del Tren, hasta que se aprobó el nuevo PGOU que incluía esta demanda. La propia Federación lo distinguió como “Vecino del Año”, en gesto de reconocimiento a su trabajo en favor del movimiento vecinal de la ciudad de Murcia.
El cura Pepe Tornel siempre ha estado ligado a una parroquia, primero en Nuestra Señora de la Fuensanta de Patiño y después en Santiago El Mayor, donde realiza la misión apostólica de consiliario de HOAC en la Diócesis de Cartagena, además de dar clases de Religión en el colegio José Moreno del barrio del Progreso. En los últimos 12 años es párroco de Santa Rosa de Lima de Los Rosales.
Después de ser diagnosticado de cáncer en 2005, quiso compartir su vivencia a través del libro ‘Fuerza de la esperanza’, del mismo modo que ha relatado dos historias -‘Desde Quitapellejos a Santiago el Mayor’ y ‘El progreso de las Ranas: Historia de un barrio’- sobre el devenir de ambos barrios murcianos.
Más información:

Tagged with: