“Zambombazo en los normalmente tranquilos laboratorios de los biólogos y zoólogos: se ha descubierto un tipo de rana en Ecuador con dientes , cuando, según el registro fósil, los habían perdido hace 200 millones de años, más o menos. De las más de 6.000 especies de ranas, sólo una, una rana marsupial arborícola denominada Gastrotheca guentheri, cuenta con dientes tanto en la mandíbula superior como en la inferior.

La mayoría de las ranas sólo presentan minúsculos dientes en la mandíbula superior. Un nuevo análisis del árbol genealógico de las ranas revela que su antepasado común, que presentó durante mucho tiempo dentición en la mandíbula inferior, la perdió hace más de 230 millones de años, antes de que se extinguiera por completo.

La rana marsupial Gastrotheca guentheri, que prolifera en las selvas de Ecuador, no presentaba dentición inferior, hasta que “de repente, hace entre unos 5 y 15 millones de años, apareció”, afirma John Wiens, autor de un reciente estudio sobre este fenómeno. “Según los dogmas del evolucionismo más intransigente, los atributos físicos perdidos durante la larga y pausada evolución, como colas, agallas, dientes y membranas, no se pueden recuperar.”

Hasta aquí la noticia en Internet. Frente a la creencia de que la evolución no tienen marcha atrás, la rana del cuento viene a demostrar que sí que hay regresiones. Pero, la verdad, no era necesaria tanta alharaca científica, porque Rajoy y sus muchachos están demostrando un día sí y al otro también que de la humanidad se puede volver a la deshumanización completa. Aún no les ha salido las garras, los colmillos y el pelo, pero solo es cuestión de esperar un poco.

Tagged with: