Por JOAQUÍN SÁNCHEZ / Muchos Gobiernos deben darse cuenta de que perdieron su soberanía nacional hace tiempo (Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo).

Si a cualquier persona en España le preguntáramos quién nos gobierna diría que Mariano Rajoy, que el PP, y si le preguntáramos quién nos gobernaba antes diría que Zapatero, que el PSOE y es posible que se sintieran molestos por la pregunta, y podrían apostillar que no entienden mucho de política, pero que hasta ahí podíamos llegar, tal vez dirían enfadados. ¿Cómo no vamos a saber quién nos gobierna?

Éste es uno de los problemas que tenemos, sobre todo para movilizar a la gente desde una conciencia clara de lo que está pasando. Hay mucha gente que te pregunta con angustia y desesperación cuándo va a terminar esto, porque piensan que todas las crisis acaban pasando y en pocos años remontaremos de nuevo el vuelo económico. Cuando se pregunta esto creen que nuestros gobiernos no acaban de encontrar la fórmula adecuada para cambiar el rumbo de lo que está pasando, creen o se aferran a creer que más tarde o más temprano encontrarán las medidas económicas adecuadas para generar de nuevo empleo y un empleo de calidad que les permita vivir. Mucha gente te dice que quieren encontrar un empleo que les permita comer, vestirse, pagar su hipoteca y dar unos estudios a sus hijos. Piensan que la economía es algo objetivo, riguroso y científico y que sólo falta que nuestros gobernantes acierten.

Más lejos de la realidad, porque esto no se va arreglar ni en el 2013 ni en el 2014 ni en el 2017, ya que los que gobiernan realmente no quieren; aprovechando esta estafa (no es crisis) financiera están consiguiendo un modelo socioeconómico inamovible, donde se enriquece cada vez más a los ricos y se empobrece cada vez más a los pobres. Lo que nos anuncian es mayor pobreza y miseria, mayor paro, precariedad „tener un trabajo no garantiza poder vivir dignamente„, recortes sociales y desahucios. Evidentemente no te lo van a decir así; nos dirán que «estamos trabajando para que esto cambie» (ministra Fátima Báñez). Nos mienten, nos engañan, nos manipulan y, lo que es peor, nos destrozan la vida y nos dejan sin fuerza vital para reaccionar y salir a la calle a luchar. Mucha gente dice que no ve las noticias, que sólo ve programas de diversión y evasión. Están logrando que nos aislemos, que nos ocultemos donde podamos y que nos refugiemos en el alcohol y los antidepresivos. Nuestra querida gente no sabe qué es la Troika, ni qué son los paraísos fiscales, ni qué la Comisión Europea, ni la importancia de la escuela de Chicago, ni el Club Bilderberg, pero sí sabe lo que es sufrir por el paro y la precariedad y lo que es tomar el Orfidal para poder dormir algo y tener un poco de fuerza para afrontar el día a día. No saben que son los causantes de su situación. ¿Cómo van a solucionar este problema los que lo han causado?

Precisamente estos son los que gobiernan junto al Goldman Sachs, las multinacionales; en España tienen gran influencia las empresas del IBEX-35, los banqueros, las grandes fortunas, las agencias de calificación, los fondos de inversión. Ejemplo de esto lo hemos tenido en la reciente aprobación por parte del Gobierno de Mariano Rajoy de unas medidas contra los desahucios que sólo han consistido en una moratoria para algunos casos, cuando la sociedad española a través de las Plataformas de Afectados por las Hipotecas, las mismas familias, los jueces, los fiscales, los sindicatos policiales, la abogacía de la Unión Europea, la relatora de la ONU, los mismos ciudadanos a través de encuestas hemos demandado un cambio en la Ley Hipotecaria y que las familias se puedan defender ante los bancos. El Gobierno no se ha conmovido, ha escuchado los intereses de los banqueros. Sigue queriendo que los desahucios sea una cuestión de orden público y no un problema social. ¡Miserables políticos y banqueros!

Los que realmente gobiernan no van a cambiar nada y los Gobiernos van a seguir al dictado de lo que digan. Les interesa un mundo comercializado y mercantilizado, creen que todo les pertenece, incluidas las vidas. Nos van a decir que esto se va arreglar al año siguiente y cuando llegue ese año dirán que al siguiente y así sucesivamente.

Desde los movimientos sociales tenemos el inmenso trabajo de señalar quiénes son los que gobiernan, cuáles son sus estrategias y métodos, porque concienciando, movilizamos y movilizando tenemos la capacidad de transformar la realidad, de subvertirla. El conocimiento alimenta la indignación y ésta nos lleva al compromiso.

Tagged with: