Unas 200 personas han participado esta mañana en la parroquia de Santa rosa de Lima del barrio de Los rosales, en El Palmar (Murcia), en una Eucaristía en memoria de las víctimas de accidentes laborales, con motivo de la celebración del Día Internacional por la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

En el transcurso de la celebración, presidida por los sacerdotes Joaquín Sánchez y José Tornel, consiliarios de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), se ha tenido presente los más de 20.000 accidentes laborales que tuvieron lugar el año pasado en la Región de Murcia, 14 de ellos mortales.

Asimismo, en su homilía, el sacerdote Joaquín Sánchez ha recordado que la precariedad laboral y la amenaza de despido está provocando que se dejen de tener en cuenta muchas normas para poder realizar un trabajo digno y seguro, a la vez que recordó las palabras de la Doctrina Social de la Iglesia y del documento de la Conferencia Episcopal Española “La Pastoral Obrera de toda la Iglesia, que insisten en destacar que “el trabajo tiene que ser fuente de vida y esperanza para todos, especialmente para los más desfavorecidos”