Los amigos y amigas de este luchador incansable volverán a recordarle el próximo domingo en la playa cartagenera de El Portús, con la dignidad de los trabajadores y las trabajadoras como tema del encuentro

Mariano 2013_0001El próximo domingo 19 de mayo, diecisiete años después de su muerte, los compañeros y compañeras de Mariano González Mangada (Madrigal, Guadalajara, 30 enero 1939 / Murcia, 17 mayo 1996) volverán a recordarle en un acto de homenaje que tendrá lugar en la playa de El Portús (Cartagena), un enclave muy especial para este “militante de la HOAC lúcido, inteligente y heterodoxo”, como lo definió su buen amigo Isidoro Galán Carretero. Precisamente Isidoro ha preparado unos textos que serán leídos el domingo, en torno al tema de “La dignidad de los trabajadores y las trabajadoras en las entrañas del monstruo capitalista”, que reproducimos a continuación:

El capitalismo en sus manifestaciones y prácticas actuales ha llevado la alienación de trabajadores y trabajadoras hasta límites insospechados.

 Mariano fue un concienzudo y lúcido analizador del sistema capitalista. Así redactó “Análisis dialéctico de la sociedad española ” (Ed. HOAC, Junio 1979). Utilizó con paciencia de artesano el análisis marxista. En la última época de su vida viajó varios fines de semana a Madrid (Barrio del Pilar) para intentar hacer un análisis de coyuntura actualizado. Su último viaje a Madrid lo hizo a finales de enero de 1996. Allí se reunía con Pepe Juárez, Juan García Caselles, Fermín, etc. ¿Por qué tanto esfuerzo? Sólo cuando se conocen las entrañas del capitalismo, se puede realizar un diagnóstico veraz para los que viven dentro del sistema.

 Por eso este año hemos querido reflexionar sobre el despojo diseñado para la clase trabajadora por los  gurús capitalistas. Y ese despojo realizado con persistencia va eliminando la memoria colectiva de clase, y va convirtiendo cada vez con más precisión la rebeldía obrera en aceptación pasiva y en desesperanza e impotencia. Solo en la respuesta colectiva de la clase trabajadora se alimenta la dignidad de los trabajadores y trabajadoras. ¿Cómo veía Mariano todo esto ya en una situación de derrota colectiva de la clase trabajadora?

 Antes de escucharle a él, vayan por delante las palabras de Blanca Antepara, a quien Mariano llamaba su segunda madre: “Hay que mirar siempre de frente, sin bajar la vista y mantener siempre la dignidad, porque es el arma más fuerte que tenemos”.

Mariano 2013_0002

Tagged with: