armakdeodelot.blogspot.com

Por JUAN GARCÍA CASELLES / Pomposamente, como siempre, nos advierte Rajoy que un pacto nunca servirá para volver a la política económica que ha arruinado a España, que se sobreentiende que es la política de Zapatero, que, como es sabido, es el culpable de todo. Y rápidamente los ecos oficiales (Cospedal, González, etc.) lo repiten, añadiendo aquello de que es bueno pactar con la oposición si es para salvar a España.

Pero ¿cuál es la vieja política económica que ha arruinado a España? Que se sepa, después de los Pactos de la Moncloa, en España solo ha habido una única política económica, que ha sido la del apoyo incondicional al capitalismo, la de privilegios continuados al capital, en especial a las grandes empresas, porque según sus autores, el enriquecimiento de los ricos es lo único que puede traernos bienestar. Y que no importa que el gato sea blanco o negro, la cosa es que cace ratones.

Después de UCD, y en contra del pregonado cambio, Felipe González agudizó la concentración del capital y privatizó a diestro y siniestro, atacó a los sindicatos y permitió que las diferencias sociales se agudizaran. Tras él Aznar avanzó exactamente en la misma dirección (algo más a lo bestia) y Zapatero siguió por el mismo camino haciendo política social solo cuando ello no significaba un ataque a los privilegios y la fortuna de los más ricos y de las grandes empresas. Para colmo, fue Zapatero el que inició los recortes, esos de los que ahora su muestran orgullosos el Rajoy y sus secuaces, como si hubieran descubierto el Mediterráneo, cuando, en realidad, no han hecho sino seguir la ruta marcada (también más a lo bestia).

Es decir, aquí no ha habido más que una única política económica, liberal y conservadora, de derechas de toda la vida, trufada, en el caso del PSOE, con alguna soflama izquierdosa y alguna legislación progresista, siempre sin tocar para nada los mecanismos de la economía capitalista, ni siquiera en materia de redistribución de la renta. Para más guasa, recordad aquello de que bajar los impuestos es de izquierdas, especialmente cuando se los bajaban a los ricos.

En conclusión. En materia de política económica, en España solo ha habido política de derechas, que es (y aquí tiene razón Rajoy) la que nos ha arruinado.

Eso sí, tirios y troyanos se han puesto de acuerdo en firmar un pacto para salvar a España. Y ya se sabe, cada vez que salvan España, palman los españoles. Así que conviene que os preparéis, que ya sabéis aquello de mi pueblo de que “reunión de rabadanes, ovejita muerta”. Y las ovejitas somos tú y yo.

Aunque, a lo mejor, solo se trata de una estrategia de los listos (Aznar, Felipe y Zapatero incluidos) para ver cómo nos engañan para salvar su amado y protegido bipartidismo. Veremos.

 

Tagged with: